Joder con Jorgito. Huele el petróleo a kilómetros, y le excita más que soñar con Condoleeza vestida de gladiadora azotando a Bin Laden.

Que si Irán no puede desarrollar energía nuclear, que si Irán suministra material para explosivos en Irak (sin pruebas, como no), que si... eres tonto del culo.

Haber, George W. Bush: lo has hecho una vez (y ya no coló entre los que usamos la cabeza para algo más que ponernos gorras, no como tú) y pretendes volver a colarnos otra "mentira de destrucción masiva".

Los expertos siguen preocupados por el fin de las reservas de crudo y sus repercusiones en el futuro, pero yo ya deseo que nunca hubiera habido por sus repercusiones a día hoy.

Porque demostráis ser iguales que el crudo que perseguís: compuesto en su totalidad de seres putrefactos desde hace miles de años.

Dejad de hablar del peligro islámico. Si alguien acaba con el mundo seréis vosotros, porque ya estáis en ello.